Andrea Milano foros: Beneficios de los para los clientes

Una regla básica que persiguen los negocios exitosos es creer que el cliente siempre tiene la razón, pero para poder saber qué es lo que piensa realmente la persona de una firma, hay que darles el espacio para que se comuniquen contigo. Por eso, los Andrea Milano foros cobran tanta importancia.

Cualquiera podría pensar que estas plataformas benefician solamente a los empresarios, porque descubren cuál es la opinión de los consumidores. Sin embargo, los foros son ventanas de interacción genuina que favorecen a ambas partes de manera directa. Veamos por qué:

  • Al tener un medio personalizado para expresar sus opiniones, pueden reclamar sus derechos sin inconvenientes. Las compañías que tienen miedo a las críticas negativas jamás se atreverían a proponer espacios para el debate y el diálogo abierto.
  • En consecuencia, los empresarios comprometidos con el sector se ven obligados a buscar ese elemento diferenciador para prestar un mejor servicio. Y esto es un proceso complejo que persigue la perfección y la excelencia para honrar a quienes confían en ellos.
  • La incertidumbre se acaba en aspectos trascendentales, como lo concerniente a las próximas colecciones. Por ejemplo, los padres pueden sugerir estilos, materiales, colores, para que sean tenidos en cuenta durante el diseño de los artículos.
  • El derecho a réplica es un factor fundamental en estos foros. La gente participa sin tener ningún tipo de presión; si no estás de acuerdo con una opinión, puedes expresar lo que piensas con absoluta libertad.
  • También, aplaudir el esfuerzo de quienes luchan por hacerlo bien es gratificante. Así que si quieres compartir una experiencia positiva o contar cómo te ha ido con la ropa para tus hijos, usa los foros y así ser inspiración para los próximos lanzamientos.

Andrea milano foros

La franquicia Andrea Milano te invita a seguir estos canales de comunicación abierta y a contar lo que quieras decir. Porque su meta es ofrecerte la máxima satisfacción con cada una de sus prendas.

Decora el cuarto de tu bebé para que se sienta feliz de haber llegado a tu vida

La llegada de un bebé es una ocasión feliz porque al fin conoces a quién amarás incondicionalmente. Sin embargo, la decoración del cuarto del bebé es difícil de decidir, sobre todo si eres madre primeriza. ¿Qué necesitarás? ¿Adornos? ¿Ropa de cama? CasayTextil te lo cuenta, observa estos ejemplos:
Decora el cuarto de tu bebe
¿Minicuna?
En sus primeros días en este mundo, los bebés necesitan sentirse contenidos por sus mamás y por eso, una minicuna es ideal. Las hay del tipo desplegables, que resultarán perfectas si tienes miedo de dejar a tu pequeño sólo: Simplemente traslada la minicuna por todo tu hogar o llévala contigo cuando tengas que viajar.
Peluches SÍ, en todo cuarto de bebé
Parece algo innecesario, pero no hay nada más suave y calentito que un peluche. Los de recién nacidos no tienen costuras y son 100% algodón, por lo que tu bebé se sentirá acompañado mientras duerme.
Paredes felices
Las paredes del cuarto del bebé deben hacerlo sentir confortable, pero además debes tener en cuenta que en cuanto tu bebé sea un niño mayor, ya no querrá tener la misma decoración en la habitación. Por ello, lo ideal son los vinilos, unos adhesivos que puedes pegar en cualquier espacio liso, agregando alegría a las paredes aburridas.
Ropa de cama perfecta
Primero que nada, debes comprar un cojín antivuelcos para que tu bebé esté seguro mientras lo dejas durmiendo; estos lograrán que el niño duerma en la mejor postura. En segundo lugar, respecto a la ropa de cama necesitarás un protector cuna para que todas las filtraciones que puedan llegar al colchón, no lo hagan.
En tercer lugar, consigue sábanas de algodón con calidad y ajustables, como las que se venden en CasayTextil. Al seguir estas recomendaciones harás que tu bebé se encuentre seguro y confortable.

El gran paso, tras la lactancia

Es uno de los grandes pasos que un bebe da tras nacer, el despegarse del pecho de su madre y comenzar a tomar leche de fórmula y sus primeras papillas.

El momento del destete depende mucho de la madre, ella es la que decide cuándo va a dar este paso. Pero es un paso que se recomienda no se haga por lo menos antes del sexto mes, hasta ese momento con solo la lactancia materna el bebe estará bien alimentado. Tras la lactancia el bebe debe comenzar a acostumbrarse a otros sabores y texturas y como cada bebe es un mundo, a unos les costará más y otros menos.

Continue reading

Como ayudarles de dejar pañales

Todos los niños tienen su momento para dejarlos, unos antes y otros un poco más tarde, todo depende del grado de madurez de cada uno y del consecuente grado de madurez en el control de sus esfínteres, pero no debe agobiaros lo más mínimo, todos los dejan. El dejar pañales es un hito importante en la independencia del pequeño y solo ellos saben cuándo están listos, aunque nosotros podemos intuirlo por ciertos aspectos.

Las rutinas la mejor forma de acostumbrarlos

dejar pañalesSiempre hemos oído esto de las rutinas, pero que son. Las rutina no es más que desde pequeño acostumbrar al pequeño a unos horarios más o menos fijos, de este modo él o ella sabrá cuando toca cada cosa, sabrá cuando es la hora de dormir, cuando es la hora de la siesta, cuando toca el baño, las comidas y con este gesto podemos ir viendo perfectamente cómo evoluciona el pequeño. Con el tema del pipi y de la caca es algo similar, si bien no podemos indicarles cuando hay que ir al baño, pero sí ellos tienen ya rutinas establecidas para otras cuestiones también poco a poco irás dándote cuenta de cuáles son sus rutinas con sus necesidades.

Te irás dando cuenta de las horas del día en las que suele hacer caca o pipi y lo mismo por la noche. Una vez tengas claro esto debes comenzar a una vez se aproxime la hora de hacer caca coger y sentarlo en el orinal, elige un orinal divertido para que para ellos sea otro juego más. Ten paciencia y verás cómo sentándolo, estando con ellos y animándolos pronto lo harán. Por supuesto hazle una fiesta la primera vez, dile lo mayor que es y prémialo con aquello que le guste, verás cómo buscara esta enhorabuena la próxima vez y se convertirá en una rutina más.

El tema del pipi una vez conseguida la caca es más fácil solo tienes que armarte de valor y quitarles lo pañales, preguntarle a menudo si quieres hacer pipí y sentarlo en el orinal a menudo para que lo haga, también en breve él te lo pedirá.

Comprar al menos 2 edredones cuna

La llegada de un bebé a un hogar debe ser algo realmente maravilloso, te cambia absolutamente la vida, es cierto, ya sea tu primer bebé o el cuarto por ejemplo.

Lo único que ocurre es que el primero lo vas a “disfrutar” de otro modo. Teniendo en cuenta que si tienes 3 hijos antes que tu último bebé no tendrás todo el tiempo del mundo para poder dedicarte al bebé como ocurría en el primero.

Pero también es cierto que las mamás novatas suelen tener más miedos que les impide disfrutar como se debiera.

La cuestión es que en la medida de lo posible tienes que disfrutar de tu hijo o hija todo lo que puedas, porque crecen muy rápido, demasiado, y cuando te quieras dar cuenta te piden que no les acompañes al colegio o que le dejes cambiarse solito.

¿Ensucian los bebés?

edredones cunaDisfrutando de la etapa de bebé, los bebés además de ser adorables, ensucian bastante, así que si te dicen que no compres demasiada ropa, haz caso, porque crecen rápido, pero asegúrate de tener suficiente porque puede pasar lo siguiente:

– El bebé eructa y vomita algo de leche. Manchará no sólo la ropita que lleve, también la ropa de cuna. No es tan mala idea elegir entre varios edredones cuna para tener algún repuesto.

– No le has puesto bien el pañal y moja la ropita.

– No le has sacado bien el aire después de la toma, lo acuestas, pero resulta que a los minutos descubres que ha vomitado en la cama.

– Que se haga pipí o caca tras el cambio del pañal es bastante común, así como que lo haga tras el baño, seguramente por relajarse demasiado.

En definitiva, son una monada, a todos se nos cae la baba con ellos, pero también ensucian bastante y son maquinitas de ruiditos, seguramente no todos, pero los hay que se llevan gruñendo toda la noche, sin que eso quiera decir que esté molesto por alguna razón, sencillamente emiten sonidos.

Si no tienes hijos pero te gustan, no dejes que pase tu juventud sin tenerlos, porque lo que sí podemos asegurarte es que los hijos hay que tenerlos cuando todavía somos jóvenes.

Relación entre el síndorme de Aspecrger y la violencia

Cuando el Dr. Amy Saborsky llevó a cabo una investigación sobre la supuesta vinculación entre la violencia y trastorno de Asperger (ASD), encontramos conceptos expresados en algunos medios de prensa, que las personas que padecen de esta condición tienen una afinidad emocional con psicópatas. Estos informes expresan que, como los psicópatas, las personas con TEA no tienen empatía y, por ende, no hay incentivos para ser emocional grupal. Por lo tanto, son propensas a ser violentas. Los niños con trastorno del espectro autista también pueden tener.

Sin embargo, la investigación y la experiencia cuentan una historia diferente. En primer lugar, tratemos el tema de violencia. Woodbury-Smith (2006) y sus colegas compararon las tasas de reincidencia en 25 personas con TEA con una muestra de la población en general. Y no han encontrado un aumento en el riesgo de violencia. Tampoco Stål (2006), quien estudió 11 estudios que involucran a 22 pacientes y 29 incidentes violentos. Él encontró que el tipo de violencia cometidos por las personas con TEA fue mucho menos destructivo que las personas con violencia psicopática.

Murphy (2007) cita dos estudios de alta seguridad en atención psiquiátrica de Asperger que representó 3% de la población total. Describe su aparente similitud a los pacientes con psicopatía. Sin embargo, dado que las personas con Asperger no fueron diagnosticadas como psicópatas sobre la psicopatía, advirtió a los evaluadores no confundir su dificultad para leer estímulos sociales con una falta de empatía.

La violencia en los casos de Asperger es leve

Encontramos que la mayoría de estos estudios incluyeron muy pocos casos de apoyo positivo o negativo entre TEA y violencia mortal. De hecho, el tipo más frecuente de agresión parece ser formas leves de delitos sexuales y en forma de  incendios. Son muy pocos los que tienen elementos de sadismo. El más evidente problema con ASD en el contexto de la violencia es que muchas de esas personas también tienen condiciones psiquiátricas conmovidas que podrían estar implicadas.

De los 37 casos que Newman & Ghaziuddin (2008), se examinaron en la literatura, el 29,7 % tenía un trastorno psiquiátrico comórbidos con TEA y el 54% tenía una probable enfermedad psiquiátrica. Sólo el 16% (6 casos) con ASD estuvieron implicados en un agresivo incidente. Los autores también señalan que a pesar de la aparente correlación con LA psicopatía, de acuerdo con lo definido por el PCL-R, “la superficialidad que caracteriza psicopatía era diferente de la incapacidad social de autismo.”

Para tranquilizar a los temores sobre la supuesta indiferencia psicópata de TEA, LA el Dr. Saborksy añade sus propias observaciones: “En el transcurso de mi experiencia, he conocido y trabajado con varios niños, adolescentes y adultos, que se diagnostica de Asperger’s, Disorder-Not generalizado del desarrollo no especificado y el autismo. Todos estos trastornos, ahora encaja en el DSM-V diagnóstico de trastorno del espectro autista”

Los niños también sufren estrés

Los niños tienen estrés cuando no pueden reconocer y controlar algunas condiciones, por lo tanto aparecen cambios psicológicos y físicos que trastocan su equilibrio vital. En realidad, no hay mucha diferencia del estrés que se ocasiona en las personas mayores.

Los cambios que ocurren en la vida de niño, hacen que el niño padezca estrés. Por lo tanto, los niños tienen que adaptarse para poder hacer frente al paso a otras etapas de su desarrollo vital. Los desarrollos que se dan en cada etapa, son lo que hacen que el estrés aparezca, provocando que los menores tengan patrones de comportamiento inusuales.

 

Condicionantes del estrés en niños

niñosNormalmente, los casos de estrés en niño aparecen en dos circunstancias:

  • En los años de edad      preescolar, cuando se produce la separación es de sus progenitores, estas      situaciones pueden provocar ansiedad y llevarlos que no manejen de ninguna      manera sus emociones ni  tampoco sus      pensamientos.
  • Otras de las épocas en las      que el niño suele sufrir estrés, es cuando en ele colegio se le está      exigiendo mucho y cuando están fuera del horario escolar también. Para      ellos, es difícil encajar, los tiempos de las tareas escolares y de las      actividades extraescolares. De este modo, también dejan de tener tiempo      libre para entablar relaciones sociales con demás niños de su edad, algo      que es imprescindible cuando se trata de niños.

 

En la familia, siempre se producen situaciones complicadas y problemas que aparecen entre los padres y en la que los niños están presenten y obtienen información que no les ayuda a controlar sus emociones. También es bastante usual que el estado de ánimo de los progenitores se traslade al de sus hijos, haciendo que los niños sufran.

En el ámbito escolar, las reglas que se establecen, usualmente, son distintas a las que se imponen en casa, por lo tanto, los niños deben adaptarse a las normas tanto del colegio como de sus hogares, algo que se les hace muy cuesta arriba. Por lo tanto, los padres, en estos casos, deben ayudar a bridarles a sus hijos las habilidades y actitudes necesarias para que no sufran mucho estos cambios.

 

Consejos para aplicar

estres niñosEs importante para disminuir el estrés de los niños que los padres se comuniquen mucho con ellos, y se impliquen en todas las áreas de su vida.

Por otro lado, ayudar a sus hijos a encontrar formas de relajarse con actividades físicas diarias y potenciar en su hijo que realice tareas y actividades de ocio en solitario.

Cuando la ayuda de los padres no sea suficiente, es necesario buscar apoyo

En los casos en los que no sea suficiente la asistencia de los padres, estos pueden buscar consejos en los médicos, profesores o algún psicólogo que les ayude en la ardua labor de preparar a sus hijos ante los cambios.

 

El mejor proyecto del mundo

como un experimento, sino la mejor oportunidad para que este mundo en el que vivimos se convierta en algo mejor, siempre buscando algo mejor para las futuras generaciones.

En el modo en el que sepamos educar y motivar a las nuevas generaciones así tendremos la oportunidad de ver grandes profesionales que sabrán luchar y pelear porque en el mundo vayan las cosas mucho mejor.

Sin embargo, los adultos muchísimas veces pecamos de tantas cosas que ni tan siquiera nos damos cuenta del terrible daño que hacemos.

A tener en cuenta cuando eres adulto

niñosA la hora de tratar con niños la persona adulta tiene que tener en cuenta varias cosas:

– No le hables a un niño como a un adulto porque no lo es. Puede parecer demasiado simple, pero muchos adultos se empeñan en hacerles ver a los niños que son igual que ellos cuando en realidad los niños tienen sus limitaciones sobre todo por la corta experiencia de la vida que tienen. No le puedes pedir a un niño de 5 años que sepa comprender determinadas cosas.

– Nunca mermar la confianza de un niño. Cuando hacemos esto anulamos la personalidad y hacemos disminuir la autoestima del niño provocando terribles consecuencias. Intentaremos siempre en la medida de lo posible comprender su comportamiento y entender sus sentimientos.

– Los niños también tienen problemas no debemos menospreciarlos. Como adultos nos parece que los niños viven en un mundo de fantasía donde solo se divierten y piensan en jugar. Sin embargo, los niños tienen su propia estructura y complejidad, algunos incluso llegan a una madurez superior a la que le corresponde y a veces sienten preocupaciones con una gran intensidad.

– Es importante, casi vital proteger la autoestima de los niños, de ello dependerá en gran medida su desarrollo en su etapa adulta. Un niño con la autoestima alta sentirá una mayor seguridad y podrá desarrollarse con un éxito superior.

Tu hijo es el original

niñosEs un total error querer proyectar en nuestros hijos lo que nos hubiera gustado ser a nosotros. Lo que debemos hacer es aprovechar nuestra experiencia para poder evitarles los errores que cometimos y las malas decisiones que tomamos. Por ejemplo, educarles en la alimentación es fundamental, en cualquier caso, pero si lo pasaste mal de pequeño porque fuiste algo más gordito de lo habitual, educa a tu hijo para que en la medida de lo posible no pase por algunas situaciones que no te hicieron sentir nada cómodo.

Llevando a cabo una correcta alimentación e inculcándole un sentimiento deportivo, vida sana para un cuerpo y una mente sana.

Llegados a cierta edad tenemos las respuestas a algunas preguntas, sería muy cruel no pasárselas a tu hijo.

Pesadillas o terrores nocturnos

El sueño es para muchos padres una asignatura pendiente, pues a veces cuesta que los niños se acostumbren a dormir del tirón sin ninguna interrupción.

En algunas ocasiones las interrupciones se deben a pesadillas o terrores nocturnos. Es necesario diferenciarlos porque no es lo mismo. Afectan de manera distinta y por tanto deben considerase diferentes, de hecho a la hora de ser tratados psicológicamente tienen una consideración distinta.

Pesadillas

Las pesadillas suelen despertar al niño durante la noche pero el niño las recuerda. Los contenidos que ha soñado son elaborados, no se aprecian movimientos ni sonido, si escuchas algún grito determinará el final de la pesadilla.

Normalmente confundimos las pesadillas con los terrores nocturnos. Vamos a hablar en esta ocasión de los terrores nocturnos más que nada porque los padres deben tener especial cuidado en el trato con estos niños.

Los terrores aparecen en el sueño no REM, se caracteriza porque el niño comienza a llorar o gritar con realmente terror. Es habitual que se incorpore. Se presentan con mayor incidencia en niños entre 4 y 12 años.

Sin embargo, no está despierto, sigue sumido en el sueño, puede ser que una vez despierto muestre algún síntoma de terror pero no es habitual.

No suele recordar nada de lo que ha soñado. Este tipo de episodios puede repetirse y sólo cuando se hacen demasiado intensos se hace necesaria la intervención de un profesional.

Lo que los padres deben saber

Todos sabemos el ritmo de vida que llevamos, sobre todo si trabajamos fuera de casa y tenemos hijos. Acabamos al final del día agotados y lo único que queremos es dormir toda la noche sin interrupciones, y no sólo lo deseamos la verdad es que lo necesitamos.

Cuando comienzan estos episodios es normal que los padres comiencen a perder la paciencia incluso se enfaden con los niños, en algunos casos porque no saben qué les pasa y por qué les pasa.

Es importante no despertar al niño ni tan siquiera hablarle, se recomienda dejar que siga su curso, aunque siendo padres les será difícil.

Se analizarán si es posible que existan factores que puedan estar influyendo negativamente en el niño y le produzca esas pesadillas. Si se consigue localizar, se tratará de remediar.

Algunas fuentes recomiendan observar la hora en la que más o menos ocurre este tipo de episodios, que suelen ser en la primera mitad de la noche y despertarle un poco antes, así se corta el proceso y se puede evitar.

Pero despertar a un niño durante su sueño puede alterar otras funciones necesarias que se realizan durante el sueño, lo cual no parece demasiado aconsejable.

Sobre todo hay que tener mucha paciencia y comprender que el niño lo está pasando mal y como padres debemos estar a su lado.

La lactancia materna

Hace seis años nació mi primera hija y con ella descubrí todo un mundo que, como para cualquier madre primeriza, era totalmente desconocido. Saber que el ser que has traído al mundo depende exclusivamente de ti, que tienes que alimentarla, lavarla, vestirla, etc. te vuelve menos egoísta y ves la vida desde otra perspectiva. O al menos, eso es lo que me ocurrió a mi. Está muy bien todo lo que te cuentan en las clases pre-parto, pero la realidad empieza cuando ya tienes a tu hijo o hija entre tus brazos; el momento en que piensas: ¿y ahora qué? Durante todas esas clases, el aspecto de la alimentación, entre otras muchas cosas, es uno de los más importantes. Te hablan de lo bueno de la lactancia materna, pero solo en teoría y muchas veces esa teoría también es errónea.

Con mi primera hija, la lactancia empezó relativamente mal (hay que decir que en el hospital no me ayudaron mucho con ella – se limitaron a empotrar la cabeza de la niña contra mi pecho con muy poca delicadeza, sin decirme cual era la mejor posición ni si la niña cogía bien el pecho o no). Total que salí de ahí usando dos pezoneras, cuando en realidad (y eso lo supe después) lo que pasaba era que la niña mamaba en mala posición y por eso me dolían los pezones cada vez que me agarraba el pecho. Poco a poco fui aprendiendo, no me rendí, y la niña mamó hasta los once meses, momento en el cual ella misma decidió destetarse con gran pena por mi parte.

 Lactancia materna

Ese no rendirme vino propiciado por la búsqueda de información acerca de la lactancia. Encontré en Internet a grupos de apoyo, formados por madres ya expertas que ayudaban a otras primerizas como yo a no desistir en las bondades de la lactancia materna. Algunos ejemplos son La Liga de la Leche o La Asociación Catalana Pro Lactancia Materna de la cual es presidente el pediatra Carlos González. Gracias a ellos y a la lectura del libro del Dr. González, “Un Regalo Para Toda La Vida”, descubrí que todo lo que sabía y todo lo que me habían contado hasta entonces, distaba mucho de la realidad. 

La base de una buena lactancia materna

 

En primer lugar, dar el pecho no tiene horas. El pecho se da a demanda, cuando el niño lo quiere; y cuanto más mama, más leche produce el seno de la mujer. Si se da la indicación que el niño tiene que mamar cada tres/cuatro horas y tan solo diez minutos de cada pecho, es probable que lleguemos a la frase: “Tuve que dejar de darle el pecho porque ya no tenía leche”. La posición en la que mama el bebé también es muy importante para tener éxito en nuestra meta. Si el niño mama en mala posición, cogerá mal el pezón, no succionará como tiene que succionar y no cogerá el suficiente peso. Por tanto, el niño ha de mamar en buena posición y hasta que él mismo suelte el pecho porque se siente saciado (la leche que mama al principio es más aguada que la del final, que es rica en grasas y es la que lo sacia y le hace coger peso). También es importante tener claro que la lactancia ha de ser en exclusiva hasta los seis meses, sin alimentación complementaria (caso papillas o fruta). A partir de los seis meses, podemos empezar a introducir alimentación a base de trozos blandos que el bebé estará encantado de probar. Eso sí, sin olvidarnos de la lactancia, que al menos tendría que prolongarse hasta los dos o tres años.

Lactancia materna

En mi caso, a los dos meses, mi hija empezó a tomar fruta hervida (según indicación del pediatra); a los cuatro meses, con papillas; y a los seis, con purés de verdura. Es muy probable, que si hubiera seguido las indicaciones correctas, ella hubiera mamado más allá de los once meses. No obstante, la vida me ha dado otra oportunidad para poner a prueba todos los consejos antes nombrados, y en dos meses nacerá mi segunda hija a quien pienso alimentar con lactancia materna exclusiva durante sus primeros seis meses de vida. Y si no le gusta al pediatra o la pediatra que escoja, buscaré a otro u otra que me entienda.